domingo

Campo


La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.

Allá, sobre los montes,
quedan algunas brasas.

Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.

¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!

¿Lloras?...Entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.


3 comentarios:

Fusa dijo...

Cuanto se puede condensar en un poema...Y que hay gente a quien no le gusta???, verdad que cuesta creer?

Más besinos trasnochadores.

tisbe dijo...

Te comento aquí porque ya veo que restringiste el otro.
Te dije muchas veces el enorme placer que es para mí leer las poesías,imagino que tus favoritas,que publicas aquí y no sé si te dije que te debo un enorme favor,lectora como soy de poesía desde siempre te costará creer pero conocí a Buesa gracias a tí y eso...nunca te diré bastante,gracias !!!!
Por eso y por tu compañia en mi blog que no sabes cuánto aprecio,es un enorme placer para mí que me comentes,un placer y una compañía,tengo ganas de tener algo más de tiempo y dedicarlo a escribir más y a comentaros más,lamentablemente estoy pasando una época en la que me toca acompañar a un enfermo que está en el hospital,lógicamente,por ser eso lo primero,ando escasa de tiempo,pero el poco que tengo,entrar aquí,ver...1 comentario,sentir presencia amiga,hace que se dibuje inmediatamente una sonrisa en mis labios y me de fuerzas para luego poder seguir repartiéndolas a quien me necesita.
Siento este comentario tan largo pero quería decirte todo esto.

Un beso,amiga

Anónimo dijo...

http://www.psicologia-malenalede.blogspot.com

Luz de Luna