miércoles

Luz de tarde

Me da pena pensar que algún día querré ver de nuevo este espacio,

tornar a este instante.

Me da pena soñarme rompiendo mis alas

contra muros que se alzan e impiden que pueda volver a encontrarme.


Estas ramas en flor que palpitan y rompen alegres

la apariencia tranquila del aire,

esas olas que mojan mis pies de crujiente hermosura,

el muchacho que guarda en su frente la luz de la tarde,

ese blanco pañuelo caído tal vez de unas manos,

cuando ya no esperaban que un beso de amor las rozase...


Me da pena mirar estas cosas, querer estas cosas, guardar estas cosas.

Me da pena soñarme volviendo a buscarlas, volviendo a buscarme,

poblando otra tarde como ésta de ramas que guarde en mi alma,

aprendiendo en mí mismo que un sueño no puede volver otra vez a soñarse.

3 comentarios:

PIZARR dijo...

Ana, aunque cuando comento lo hago en tu espacio, he de decirte que me encantan los poemas de este lugar. Perfecta selección que me encanta recorrer de vez en cuando.

Un beso desde Bilbo

AZUL dijo...

no hay que tener pena de lo que nos indica el corazón, asi sea el pasado que nos aferramos a no soltarlo, de ahi proviene loq ue hoy somos y debemos de aprender a memorarlo.

azpeitia dijo...

Me gusta José Hierro, tiene una poesía firme, directa, sensible, sin arcos de iglesia...enhorabuena por tu buen gusto y sensibilidad...un abrazo de azpeitia

Luz de Luna